Los compresores de aire son unos equipos altamente funcionales en el sector industrial. Su facilidad de uso y alta eficiencia los colocan como una de las mejores opciones para realizar distintos trabajos, algunos de alta complejidad.

Aquí te compartimos sólo unos pocos ejemplos de los trabajos que puedes realizar con compresores de aire, más allá del uso tradicional de inflar neumáticos o brincolines para niños:

Pintar con compresor de aire. Muchas personas no saben que es posible, y muy fácil, aplicar pintura con ayuda de un compresor de aire. Es muy común realizar acabados con base de aceite y también con acrílicos y látex.

Es necesario seguir al pie de la letra las recomendaciones de seguridad: utilizar mascarilla, lentes y guantes. Una vez encendido el compresor debes dejar que la presión suba y practicar la aplicación sobre un objeto para saber si la fórmula está lista. Recuerda que la finalizar el trabajo es necesario lavar muy bien todos los componentes.

Usar herramientas neumáticas con compresor. Existen distintas herramientas neumáticas que deben ser conectadas a un compresor de aire. Su uso es muy efectivo, fácil y seguro. Algunas de las herramientas son grapadoras de presión de aire, llave de impacto, lijadora rotativa, destornillador y amoladora recta.

La conexión entre la herramienta y el compresor de aire es muy sencilla gracias a que los equipos ya vienen pensados para esta fusión. Si tienes un taller mecánico, industrial o de carpintería ten en cuenta el uso de estos aparatos, los cuales ayudarán en los procesos de producción.

Limpieza con compresores de aire. Sean áreas cerradas o abiertas, los compresores de aire tienen la capacidad para limpiar muy bien cualquier espacio. También es muy recomendado limpiar herramientas y componentes de equipos con aire comprimido, obteniendo muy buenos resultados.

Fuente: demaquinasyherramientas.com